Estética

¿Por qué envejecemos?

Se sabe que el envejecimiento cutáneo se produce por la degradación celular, disminución de la vascularización, relajación muscular, así como el paso inexorable del tiempo y la genética. También hay factores como la exposición al sol, las enfermedades, los cambios hormonales, la medicación y los hábitos tóxicos (tabaquismo y alcoholismo).

Consecuentemente y según cada individuo, aparecen los signos más evidentes del envejecimiento como son: arrugas, manchas, perdida de color, flacidez, etc.

Facial con Plasma Rico en Plaquetas y Ozono

En los últimos años se han implementado numerosos tratamientos con plasma rico en plaquetas y factores de crecimiento autógenos (del propio cuerpo). El procedimiento consiste en procesar sangre del paciente para obtener plasma rico en plaquetas (factores de crecimiento) que se Ozonifica y se coloca en la zona a tratar.

El Plasma Rico en Plaquetas Ozonizado al ser utilizado mediante la infiltración intradérmica con microagujas en cara, cuello y manos, se traduce en una piel joven, tersa y de mejor calidad. La técnica es ambulatoría, sencilla, logrando activar de forma natural las funciones del Fibroblasto (la célula encargada de determinar la estructura y calidad de la piel.)

Este tratamiento se recomienda a partir de los treinta años, en la que la piel empieza a perder su poder de regeneración o simplemente cuando los signos del envejecimiento son visibles. La mejoría es apreciable desde los primeros días, manteniéndose estable muchos meses, es recomendable tres sesiones, una por mes y después una sesión de refuerzo cada año.

Este tratamiento se recomienda a partir de los treinta años, en la que la piel empieza a perder su poder de regeneración o simplemente cuando los signos del envejecimiento son visibles. Quedan descartados los efectos adversos, porque el Plasma Rico en Plaquetas Ozonizado es un preparado realizado con la propia sangre del paciente, evitando de esta forma, el riesgo de infección o transmición de enfermedades.